Raid Sudamérica | De abril a junio

Al final de la Primera Guerra Mundial, Pierre-Georges Latécoère había creado un servicio de correo aéreo con el objetivo de conectar a Europa los continentes de África y América del Sur. La primera ruta, desde Toulouse a Casablanca, entró en funcionamiento en 1919 y más tarde se extendió a Dakar, Senegal, que se convertiría en el punto de partida para Buenos Aires. La historia del servicio de correo aéreo LATECOERE, que también llevó a algunos pocos pasajeros, se cuenta en el maravilloso libro ” Vent de Sable ” por J.KESSEL.

En 1927, cuando la ruta Toulouse- Dakar estaba en pleno funcionamiento, Marcel BOUILLOUX – LAFONT, quien se hizo cargo del correo aéreo LATECOERE renombrándola ” L’ AEROPOSTALE “, solicitó a Jean Mermoz desarrollar las rutas de América del Sur . Las rutas establecidas desde Natal a Río de Janeiro y desde Río a Buenos Aires formaron la base del servicio extendido. Con la ayuda de otros pilotos experimentados entre los cuales estaban Antoine de Saint-Exupéry, Marcel REINE y Henri GUILLAUMET y junto con el mecánico Alexandre Collenot y el Director de Operaciones Julien PRANVILLE , por nombrar algunos de los más conocidos , planeó y construyó las siguientes rutas desde la base en Buenos Aires :

  • La ruta noreste a Rio y Natal para la cual desarrollaron campos de aviación en Montevideo, Pelotas, Porto Alegre, Florianópolis, Santos, Vitoria, Bahía, Maceió y Recife;
  • La ruta norte hacia Paraguay;
  • La ruta oeste hacia Santiago de Chile.

Fue en la ruta noreste a través de Uruguay y Brasil que Jean Mermoz desarrolló las habilidades necesarias para el vuelo nocturno, a las cuales en mayo del 1930 daría excelente uso durante su épico vuelo desde Dakar a Natal, en el extremo noreste de Brasil, a través del Atlántico. El vuelo se realizó en la aeronave modelo LATECOERE 28 ” Comte de La Vaulx “, cuya tripulación estuvo compuesta por Leopold Gimie y Jean Dabry.

La ruta a Santiago tenía la complicación adicional de volar sobre los Andes en aviones de cabina abierta con un techo de servicio de doce-trece mil pies, muy por debajo de los picos de los Andes, y por lo tanto requería volar a través de los pasos de montaña. En un viaje, Henri GUILLAUMET, que había hecho el cruce de los Andes cientos de veces, se encontró con una gran tormenta y aterrizó su Potez 25 cerca de Laguna Diamante. Incapaz de volver a despegar de la cubierta de nieve del terreno caminó durante cinco días, vestido con su traje de cuero de piloto y su abrigo, hasta que, exhausto, fue rescatado por un chico de catorce años y llevado a un pueblo de montaña para su recuperación. Sus palabras, grabadas por Antoine de Saint-Exupéry, fueron ” Lo que he hecho, lo juro, ninguna bestia podría haberlo hecho”. La historia se cuenta en la película ” Las alas del coraje”.

Recordaremos también en nuestro viaje a los valientes pilotos argentinos que dedicaron sus esfuerzos al desarrollo de las rutas sudamericanas : Vicente Almandoz Almonacid, Pedro Ficarelli, Leonardo Selvetti, Ricardo Gross, Prospero Palazzo, Rufino Luro Cambaceres, sólo por nombrar algunos de ellos. Visitaremos los restos históricos aún en pie de ‘Aeroposta’, la filial argentina de la Aeropostale, cuya herencia aún sobrevive en los aeroclubes patagónicos.

El Raid Latecoere ofrece la oportunidad de seguir los pasos de estos primeros pilotos aeropostales de Sudamérica.

Información

 El Raid LATECOERE pretende mantener viva la memoria del servicio postal aéreo y de sus pilotos visitando los ex campos de aviación la Aéropostale y saboreando la historia, cultura y herencia aérea de América del sur.

 El espíritu de equipo es la clave para el éxito del Raid, y para nuestro objetivo de registrar las líneas Aéreas Latecoere y Aeropostale como patrimonio Cultural de la Humanidad en la Unesco.

Unirse a la aventura

Fill up the form below to receive all documentation about the raid and how to register.

Raid Latécoère - Signup